Más
Carrito 0

El porteo y yo

Publicado por Goretti Paola Trevino en

Una pregunta que me hacen con frecuencia, es ¿cómo llegó a mi vida el porteo? No es difícil, cuando estás esperando un bebé, ver en las listas de lo que “se necesita” un canguro; que es como una mochila, PERO, no ergonómica. Pues mi primer cargador me lo regaló mi cuñada y fue un Baby Björn. Como muchos saben, es uno de los cargadores comerciales más caros del mercado y por lo mismo se piensa que tienen mucho prestigio. Ahora bien, si usé ese cargador tres veces fueron muchas. Mi bebé lo odiaba. Apenas la ponía en él y empezaba a patearme y a darme cabezazos hasta que la bajaba. Ahora entiendo el porqué pero todavía no lo sabía cuando iba a nacer mi segundo bebé. Por eso cuando mi esposo propuso comprar un cargador le dije que esos no servían. Como quiera él se puso a investigar del tema y se decidió por un mei tai que era el que tenía las mejores reseñas, por ser ergonómico y económico. Como estaba a muy buen precio ya no quise reñirle, total, si al bebé no le gustaba no lo usábamos y no pasaba a mayores. Cuál fue mi sorpresa, que a mi bebé le gustó bastante, y aunque tres meses después, cuando acudí a mi primer taller de porteo, me enteré de que el mei tai está recomendado a partir de los 6 meses, como quiera mi nena lo disfrutó desde antes. En ese taller adquirí mi primer fular elástico y a partir de ese día empecé a portear a mi beba a diario. De eso hace casi un año y aún ahora, a su año y cuatro meses, le gusta ser porteada, además de que es una de las maneras como empieza sus siestas.

 

En otro post espero explicar más a fondo las diferencias entre un canguro y una mochila ergonómica pero las razones por la que mi hija mayor odiaba su Baby Björn son fáciles de enumerar ahora para mi:

  • Un canguro no respeta la curvatura natural de la columna de un bebé, sino que la obliga a estar recta y si la mamá o papá están panzones arqueada hacia atrás.
  • En un canguro el peso del bebé descansa sobre sus genitales (el asiento tiene forma de calzón) y no es nada cómodo.
  • En el canguro el bebé va de cara al mundo lo que causa que se sobreestimule y no pueda ver a su porteador, que es su punto de referencia.

 

Y ustedes, ¿cómo empezaron a portear?


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →